EVIDENCIAN MOVIMIENTO DINÁMICO DE MASAS DE AGUA EN LA ANTÁRTIDA


El estudio, realizado en el estrecho de Gerlache, da pistas sobre el comportamiento oceánico de la zona y los efectos del clima.

Los datos recolectados por el buque ARC “20 de julio” en la primera expedición colombiana en la Antártida, durante el verano austral del 2015, sirvieron como insumo para que la profesora del Departamento de Geociencias, Nancy Villegas, y su grupo de Grupo de Investigación en Oceanología (Cenit), estudiaran el comportamiento de las masas de agua en la península Antártica.

Desde el punto de vista científico, la Antártida es muy importante porque los impactos del cambio climático son más perceptibles allí. “Estudiar las dinámicas del océano y su relación con la atmósfera, nos permite conocer cuándo se dan los cambios de temperatura y cómo afectan la actividad de las masas de agua”, explica la profesora Villegas.

El foco de la investigación se concentró a lo largo del estrecho de Gerlache, una cuenca oceánica semicerrada de gran importancia por su elevado nivel de productividad biológica. “Decidimos analizar cómo se comportaban las masas de agua en esta zona por medio de su actividad en la profundidad y las corrientes superficiales”, explica la profesora Villegas.

Para realizar el estudio, el grupo de investigación tomó como referencia las mediciones que la expedición colombiana obtuvo desde el 15 de enero al primero de febrero del 2015. También se tuvo en cuenta la temperatura del aire y los vientos en superficie, según datos del NCEP/NCAR, un portal estadounidense que publica información climática.

“Se hizo la clasificación de las masas de agua por la distribución de la temperatura y la salinidad en el océano. Observamos que en las zonas más cerradas se generaban circulaciones de agua muy pequeñas y las partes más abiertas permitían un mayor intercambio entre masas de agua”, añade la docente.

Las conclusiones están soportadas por gráficas que muestran cómo varía la actividad de las masas de agua en cada región y qué tan alto es su nivel de temperatura y salinidad.

Sin embargo, al estudiar la profundidad (nivel vertical) de cada una de las seis subregiones, los datos muestran que en cinco de ellas hay cuatro masas de agua adicionales y en la sexta subregión solo tres.

“Se evidenció que hay un movimiento bastante dinámico en las regiones y esto es por la cantidad de masas de agua que interfieren”, agrega la profesora Villegas.

El grupo de investigación seguirá recolectando datos de las expediciones de Colombia en la Antártida, pues entender la actividad oceánica del lugar puede dar pistas sobre las actividades climáticas que se originaron en la península anteriormente.

#hidrologicaing #hidrología #hidráulica #hidrogeología #limnologia #pedaleando

6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Acompáñanos

logo_2020.png

Contáctanos

© Hidrológica Ingeniería S.A.S.   -   Medellín, Colombia (2017)   -   Todos los derechos reservados.